PALACIOS José Serapio. 11 de diciembre de 1975 – Argentina

“Pepe”. Apasionado, creativo, alegre. Obrero metalúrgico. Aprende su oficio en la escuela de los salesianos de Córdoba y entra a trabajar en la fábrica de aviones. Su innato liderazgo y sus convicciones lo convierten en delegado de fábrica. Lo echan con el tiempo. Marcado por su combatividad sindical le cuesta conseguir trabajo estable. Militante de base y fundador de la Acción Sindical Argentina (ASA) y del Comité Intersindical Cristiano. Padre de tres niños. Secuestrado-desaparecido a la edad de 52 años, el 11 de diciembre de 1975. Fue presidente de la Juventud Obrera Católica (JOC) en El Palomar, provincia de Buenos Aires e integrante del Secretariado Latinoamericano del Movimiento Obrero de Acción Católica (MOAC).

«Pepe», Presidente de la Juventud Obrera Católica, JOC, integrante del secretariado latinoamericano del Movimiento Obrero de Acción Católica, MOAC, casado y padre de tres hijos, de profesión obrero metalúrgico, hasta el momento de ser secuestrado, a los 52 años, en Ciudad Jardín, del Gran Buenos Aires. Apasionado, creativo, alegre, Pepe aprende su oficio en la escuela de los salesianos de Córdoba y entra a la fábrica de aviones de la aeronáutica.

Dos encuentros marcan allí su vida: con el padre Enrique Angelelli -después obispo y mártir- y con la JOC. Su innato liderazgo y sus convicciones lo convierten en delegado de fábrica. Una huelga por mejores salarios y condiciones de trabajo le causan el primer despido. Decide vivir en el Gran Buenos Aires, en una zona netamente obrera. Dice un compañero al respecto: “Pepe siente que allí podía cumplir el lema de su vida: Busquen el Reino de Dios y lo demás vendrá por añadidura.” Como obrero calificado consigue trabajo en grandes fábricas, pero de todas lo echan cuando llegan los informes.

Resulta conflictivo por reclamar justicia para sus hermanos. En adelante sólo consigue trabajo en pequeños talleres. Para entonces ya se ha casado con Amalia, su inseparable compañera. Obligado a frecuentes viajes, en 1975 participa en tres congresos internacionales. Esa mañana besa a los chicos dormidos y a Amalia y sale para el trabajo. Pero nunca llega. El Papa, los obispos, los trabajadores del mundo preguntan por Pepe al gobierno argentino. No hay respuesta. Sólo se sabe que vive en el corazón de los obreros.

Fuente: robertobaschetti.com / Koinonia.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s